Alimentación para un perro Dóberman

Los Dóberman son perros elegantes y poderosos, reconocidos por su capacidad de protección y su fidelidad a su entorno más cercano. Su condición física enérgica y atlética requerirá de una alimentación adecuada adaptada a sus necesidades.

Esta raza se originó en el siglo XIX en Alemania. Se cree que el Dóberman es la mezcla de otras razas como el Rottweiler, el Black Tan Terrier o el Pinscher alemán.


Los Dóberman son muy activos y juguetones. Su condición de perro guardián, les hace ser perros extremadamente leales y actuar si piensan que su familia se ve amenazada. A pesar de que la gente pueda suponer que se trata de una raza peligrosa, un perro bien educado presentará un comportamiento modal. Se trata de un gran compañero de vida para la familia, especialmente si tiene niños, por su carácter cariñoso y protector.


¿Cómo alimentar a un Dóberman?

Tener un perro en tu vida no es solo un privilegio, sino que también es una responsabilidad. Dependen de nosotros para alimentarse, refugiarse y en definitiva desarrollar su vida. Nuestro compromiso con ellos debe ser el de ofrecerles lo mejor que tengamos a nuestro alcance, y bien sabemos que la alimentación es indispensable para la salud y el bienestar de nuestros mejores amigos.


Existen muchas alternativas para alimentar a tu perro, pero pocas que prioricen las proteínas de alta calidad, las frutas y las verduras, y eliminen aquello que no aporta densidad nutricional a la alimentación de nuestros peludos. Evita los piensos ricos en carbohidratos, colorantes artificiales, aromas, ya que estarás perjudicando su salud y bienestar a largo plazo.


Los Dóberman pueden sufrir hinchazón que puede derivar en torsión estomacal. Esto sucede cuando el estómago se llena de aire y gas y se tuerce sobre su eje, impidiendo la circulación sanguínea hacia algunos órganos. Es importante estar atento ante cualquier síntoma de alerta, náuseas, hinchazón, falta de apetito,... y llevarlo de urgencia al veterinario. Para reducir las probabilidades de que pueda aparecer la torsión estomacal, es fundamental no salir a hacer ejercicio después de haber comido.


¡Haz el test y descubre la mejor receta para tu Dóberman!

Condición física, aspecto y personalidad

La raza Dóberman es considerada de tamaño mediano-grande, con una altura a la cruz de entre 60- 70 cm y un peso que oscila entre los 35-40 kg.

Los Dóberman tienen el cuerpo musculoso y fuerte, un cuello elegante y largo y una cabeza delgada. Su pelaje es corto en color negro, tonos rojizos, azules o beige, y presenta una manchas características de color óxido sobre sus ojos, hocico, garganta y pecho.

Los perros de esta raza deben recibir suficiente estimulación física y mental. Aprenden rápido, así que es fácil enseñarles cosas nuevas para que no se aburran y desarrollen conductas indeseadas. Pasar tiempo de calidad, ofrecerles un buen entrenamiento físico y también juegos o desafíos mentales, lo harán sentir satisfecho y tranquilo.



¡Inicia el test, descúbre tu receta!

Pienso Pawit para un Dóberman

Un plan nutricional adecuado es aquel que se adapta a las condiciones específicas de tu perro, que va cambiando a lo largo de su vida y que le ofrece lo mejor según la etapa en la que se encuentre.  En Pawit, un equipo de veterinarios expertos en nutrición toman en cuenta multitud de variables como, la edad, el peso, las patologías o el nivel de actividad física para diseñar una receta perfecta para tu Dóberman.


En su primera etapa vital, un Dóberman cachorro se alimentará, siempre que pueda, de la leche materna. Una vez se produzca el destete, podremos empezar a introducir alimentación sólida poco a poco. Se recomienda escoger un pienso de alta calidad que le aporte los nutrientes necesarios para un buen desarrollo físico y mental. Un pienso rico en proteínas de alta calidad y que evite los cereales o derivados, precursores de alergias alimentarias. Es importante analizar los ingredientes y observar que estos sean naturales, evitando piensos con colorantes, conservantes, aromatizantes que no tendrán un impacto positivo en su salud.



Descubre la receta para un Dóberman cachorro

En esta etapa, un Dóberman adulto  debe alimentarse con una fórmula equilibrada que combine macro y micronutrientes esenciales para su bienestar. Los Dóberman requieren de un alto aporte energético para contrarrestar su desgaste físico. El pienso debe contener una alta proporción en proteínas que provengan de la carne y/o el pescado fresco. Así como frutas y verduras frescas, y otros complementos nutricionales que apoyen su salud integral.



Pienso para un Dóberman adulto

A medida que se va haciendo mayor, un Dóberman senior, necesitará una menor cantidad de pienso. Este debe adaptarse a su condición física, a una menor actividad y a las posibles patologías que pueda sufrir. Es valorable que el pienso incluya condroprotectores, que retrasen el desgaste de tendones y articulaciones, así como todas las vitaminas y aminoácidos esenciales para mejorar su condición en los últimos años de vida.



Pienso para un Dóberman senior