Alimentación para un perro Husky Siberiano

El Husky Siberiano es un perro independiente, juguetón y travieso. Su belleza característica y su apariencia adorable pueden camuflar su carácter desafiante y escapista. Requieren de una buena educación, ejercicio físico considerable y una alimentación equilibrada para ser unos maravillosos compañeros de familia.

Son una de las razas más antiguas que se conocen. Se cree que se originaron en la tribu Siberiana de los Chukchi, que los utilizaban para tirar sus trineos en las largas travesías.


Los Husky son perros de trabajo que les encanta estar ocupados. Jugar, cavar o hacer cualquier actividad al aire libre, les hará sentir útiles y ayudará a equilibrar su energía vital. Por su naturaleza no se recomienda exponerlos al sol cuando hace mucho calor.


¿Cómo alimentar a un Husky?


La alimentación es un aspecto clave en el cuidado de nuestros mejores amigos. Cuando tienes un perro te asaltan muchas dudas respecto a qué alimentación y prácticas son las mejores para él. De hecho, es nuestra responsabilidad escoger bien, ya que cualquier elección tendrá un gran impacto en su salud y bienestar. 


Una buena propuesta de alimentación está  preparada con ingredientes de máxima calidad, frescos, de proximidad y sin desechos o subproductos. Un buen pienso no lleva cereales o solo una pequeña cantidad, porque suelen ser poco digestivos y producir problemas de alergias. Sin embargo, suelen presentar un gran porcentaje de proteínas, frutas y verduras y suplementos nutricionales.


Sea cual sea la elección, es importante adaptar la dieta a las características de cada perro, ya que como nosotros, no todos necesitan lo mismo.


En Pawit, veterinarios y nutriólogos preparan la receta de pienso que mejor se adapta a tu Husky teniendo en cuenta su etapa vital, peso, actividad física y patologías, sabiendo que le estás ofreciendo lo mejor.


¡Haz el test y descubre la mejor receta!

Condición física, aspecto y personalidad

Los Huskies son una raza de tamaño mediano. Su altura a la cruz se sitúa entre los 50 y 58 cm aproximadamente y su peso estará entre 17 y 25 kg.


Su estructura puede parecer a la de un perro más grande, pero realmente se debe a la doble capa de pelaje. Posee un pelo hermoso, frondoso y en multitud de colores, capaz de protegerlos del frío y cambiante para adaptarse a temperaturas más cálidas.


Los Huskies tienen una apariencia elegante y poderosa. En cuánto a su carácter, son perros inteligentes y cariñosos, pero también muy traviesos y tercos. Como con las demás razas, se recomienda su exposición temprana a personas, experiencias y a otros perros, para que vayan desarrollando sus habilidades sociales. Esta raza presenta una dificultad extra a la hora de entrenar, ya que por su independencia no tienen la necesidad de complacer. 

Pueden presentar comportamientos desafiantes, escapistas y destructivos tanto en interiores como en exteriores. Es por ello que necesitan recibir una educación sólida, liderada con consistencia y disciplina, sin ceder ante su insistencia.



¡Únete a Pawit!

Pienso Pawit para un Husky Siberiano

Un Husky Cachorro se alimentará de leche las primeras semanas de vida, como mínimo hasta la octava, aunque si es posible podemos mantenerla un poco más. Su primera comida sólida se irá introduciendo poco a poco y debe ser de máxima calidad. Los Huskies crecen mucho en poco tiempo y requieren de un pienso rico en proteínas de calidad procedentes de la carne y/o el pescado, además de vitaminas, minerales y grasas saludables que sustenten su desarrollo físico y cognitivo.

Descubre su receta

A partir del año de vida, un Husky se considerará adulto y se alimentará con una receta específica para su edad y su nivel de actividad física. La composición será más rica en proteínas e incluirá complementos nutricionales para mejorar su salud. Condroprotectores, Omega 3, prebióticos y probióticos, con el fin de ofrecerle una alimentación completa, con una gran densidad nutricional que aporte todos los nutrientes y aminoácidos esenciales para su salud y bienestar.


Los Huskies suelen tener problemas articulares como la displasia de codo o cadera, oculares, como las cataratas y el glaucoma o deficiencia de Zinc. Un pienso personalizado  que incluye de base complementos nutricionales enfocados a la prevención de ciertas patologías, será la mejor opción que puedas ofrecerle.





Pienso para un Husky adulto

Un Husky senior, reducirá su ingesta diaria y también su desgaste energético.

Si vemos que nuestro perro deja de comer drásticamente, y hemos descartado cualquier patología con el veterinario, podemos variar de sabor o colocar algún alimento fresco junto al pienso. Los Huskies son muy exigentes y a veces pueden aborrecer el pienso. Simplemente con cambiar de fuente de proteínas, entre pollo, cordero o salmón, estarán satisfechos y podrán seguir consumiendo una dieta equilibrada perfecta para ellos.

Aunque no suele darse en perros de esta raza, es importante vigilar la cantidad de pienso diario, para evitar problemas de sobrepeso.


En Pawit preparamos una receta de pienso adaptada a tu Husky, que tiene en cuenta además de la raza, su edad, condición física, nivel de actividad física y gustos.



Pienso ideal para un Huksy Siberiano